Cada año millones de cartuchos de tinta y tóner se venden en todo el mundo y finalmente terminan en los vertederos siendo no sólo un riesgo para la naturaleza sino también para nosotros quedándonos sin el espacio que van ocupando. Éstos residuos tardan miles de años en descomponerse y van liberando gases tóxicos en la atmósfera que respiramos y en el agua debido a los materiales que los forman: petróleo, metales, tinta…

Según las estadísticas solamente el 40% se están re-manufacturando por eso Torefill trabaja por reducir el impacto medioambiental ayudando a reciclar parte de esos residuos.

Un solo cartucho de tinta puede ser reutilizado varias veces y aportar la misma calidad que uno nuevo.Por eso por cada cartucho que recicles no sólo ayudas al medio ambiente sino que te ahorras costes de producción de un cartucho nuevo repercutiéndose, ese AHORRO, en tu bolsillo.